Nací en un pueblo cercano al Puerto, de donde salí aun siendo una niña, ya que en ese tiempo, solo había primaria y quien quisiera tener alguna preparación académica debía de salir a estudiar fuera, y ese fue mi caso.

Sabía que Odontología era una carrera costosa pero eso jamás represento un impedimento para mí. Estuve muy enfocada en vivir el proceso de aprendizaje e ir aplicándolo a los trabajos que íbamos realizando como estudiantes y concluir la carrera, fue un tiempo fascinante. Lo que más me gustó fue cuando comencé a trabajar en pacientes , afortunadamente siempre tuve muchos pacientes entre amigos y familiares que confiaban en mí y además contribuían en mi formación.

Siempre tuve muy claro que esa era mi vocación de servicio y jamás estuvo en mi mente cambiar de carrera o abandonarla, encontré la manera de salir adelante aún en situaciones difíciles en la economía.

1.- ¿Qué fue lo que te impulso o motivo a estudiar odontología?

Mi mami, siempre dijo que ella quería que yo fuera Odontóloga, de manera que me fue llamando la atención esa carrera… Cuando estaba por entrar al bachillerato, debía saber  la carrera a estudiar para así elegir el tipo de bachillerato.

Busque la posibilidad en otras carreras, y con ninguna hacia clic, solo con Odontología, y aquí estoy

2.-Háblanos sobre ti,  tus estudios y  experiencia profesional

Nací en un pueblo cercano al Puerto, de donde salí aun siendo niña,  ya que en ese tiempo, solo había primaria, y quien quisiera tener alguna preparación académica debía de salir a estudiar fuera, y ese fue mi caso.

Sabía que Odontología era una carrera costosa,  pero eso jamás represento un impedimento para mí, estuve siempre enfocada a vivir el proceso de aprendizaje e ir aplicándolo a los trabajos que íbamos realizando como estudiantes, y concluir la carrera, fue un tiempo fascinante, y lo que más me gusto fue cuando comencé a trabajar en pacientes…

Afortunadamente siempre tuve muchos pacientes, entre amigos y familiares, que confiaban en mí y además contribuían en mi formación, permitiéndome  les trabajara y así concluir de manera satisfactoria mi carrera… Siempre tuve muy claro que esa era mi vocación de servicio, jamás estuvo en mi mente cambiar de carrera, o abandonarla porque era muy cara, siempre busque la manera de salir adelante, aun en situaciones difíciles en la economía.

3.- ¿Cómo inicio Estética Dental Dra. Terán?

Desde siempre, me atrajo hacer los mejores trabajos en cuanto a materiales y técnicas, y desde siempre, he asistido a cursos, diplomados, congresos.

He recibido capacitación de grandes maestros del país y extranjeros, he ido donde está el conocimiento, muchas veces pagando un precio alto, por la calidad de las ponencia; ver la posibilidad de realizar esos tratamientos en mis pacientes es lo que me llevo a crear la clínica de Estética Dental.

4.- ¿Cuál es o ha sido  tu mayor reto profesional?

Terminar la carrera en tiempo y forma, fue mi primer gran reto profesional

Un gran reto ha sido la implementación de la consulta de diagnóstico, ya que hay personas que hasta foto se toman y las mandan, para que desde ahí yo vea su caso y les diga que les haré y cuánto cuesta, otros desde la puerta abren la boca para que yo les vea y les diga cuanto les cuesta, y así te puedo enumerar otras tantas, como también cuando llaman para preguntar un precio, y se les invita a que asistan a una consulta de diagnóstico, y dicen ¿diagnostico? Cómo, si yo sé lo que necesito que me hagan, la persona quiere dirigir el tratamiento.

Dicho sea de paso, si mi lavadora se descompone, jamás me han dado un presupuesto sin antes haber realizado un diagnóstico,  mismo que de manera anticipada me informan que ese tiene un costo, se haga o no el trabajo; y entonces que pasa con el profesional de la salud?

Otro reto es la competencia desleal, donde dan precios que yo ni siquiera puedo conseguir en cuanto a materiales, por ej. Un blanqueamiento lo ofrecen mucho más barato de lo que a mí como odontóloga me cuesta, como te explicas esto?

Nosotros no competimos por precio, competimos por calidad… hay tratamientos que los puedo garantizar de por vida, así, literal, claro, hay responsabilidades, pero es una manera de apoyar a nuestros pacientes a cuidar sus dientes para toda la vida..

Los retos son cada día, ya que cada paciente es un tratamiento específico y con grado de dificultad distintos.

5.- ¿Cuáles han sido los momentos más gratificantes o significativos en tu vida profesional?

Cuando viene un paciente desesperado, frustrado y con mucha impotencia porque los tratamientos que le han realizado han fracasado rotundamente, y llegan conmigo, pensando  que soy el último recurso… Haber resuelto el problema de mi paciente, verlo sonreír de nuevo al mirarse al espejo,  ver cómo ruedan sus  lágrimas por sus mejillas, pero esta vez ya no de frustración, sino de felicidad, y que además me dé un abrazo de corazón a corazón y me diga, Gracias Dra. Teran, ahora si me siento muy feliz, gracias porque hoy si puedo sonreír sin miedo…

Es muy gratificante, cuando el paciente vuelve después  de muchos años de inasistencia, pero vuelve por algún problema que le apareció, pero el trabajo que hicimos, está en perfectas condiciones, eso es muy gratificante…

También han regresado pacientes que les trabaje hace 30 años y hace 3 comenzó a tener problemas nuevamente  y por lo que sea, fue a otro lugar, y después a otro, y después a otro, y todas esas veces posteriores a mi trabajo fracaso, gasto tres veces más, y por fin volvió buscando calidad y no precio.

¡¡El que cree que cuesta caro un profesional, no sabe lo caro que cuesta un incompetente!!