Vivimos en una época donde las características más importantes de un emprendedor son el trabajar en equipo, tomar decisiones, ser tolerantes a la frustración, pro-activos, creativos, independientes y con liderazgo; cualidades necesarias para consolidar empresas y proyectos que sustenten la vida familiar y social en comunidad. Pero las escuelas de educación básica solo enseñan español, matemáticas, ciencias naturales, historia y geografía, como asignaturas independientes una de otra; mientras la educación superior se encarga de brindar conocimientos académicos, técnicos y especializados en una sola rama.

En las escuelas Montessori, desde la edad más temprana, los niños ejercitan diariamente todas las habilidades blandas (soft skills) que son tan necesarias para adaptarse a las necesidades de la vida actual, a través del apropiamiento del ambiente cuidadosamente preparado en el que echan a andar sus propios recursos y potencialidades.

La libre elección de su trabajo diario, la repetición voluntaria de cada ejercicio, los materiales elaborados con propósitos directos e indirectos, el control del error contenido en cada material, el movimiento libre incorporado en toda actividad, la disciplina activa donde el niño auto-aprende a comportarse y funcionar en sociedad, son solo algunos ejemplos de cómo trabaja la pedagogía montessoriana, donde espontáneamente cada niño utiliza su energía psíquica y voluntad para ordenarse y auto-conocerse.

La toma de decisiones es como un músculo que necesita ejercitar, las relaciones humanas se aprenden en convivencia y libertad, el liderazgo se desarrolla con el carácter y las emociones, la creatividad se incrementa con paz mental, la independencia requiere autoestima y seguridad.

En Montessori, ningún adulto se encarga de construir ni “formar” niños, mucho menos de encaminarlos a ser un molde, ni un prototipo de alguien más. Cada niño va descubriendo por sí mismo su propio potencial. Los adultos se encargan simplemente de observar con respeto, detenimiento y prontitud a cada niño como ser humano único e irrepetible, para irle acompañando a descubrirse , su esencia y su potencial; por lo que el niño, construirá el adulto en que llegará a ser.

Ahora en Veracruz

HIGHLAND MONTESSORI

Una pedagogía neurocientífica 100% montessoriana, para niños desde uno hasta seis años, en que culmina la educación temprana. Una escuela que reconoce, honra y ofrece un homenaje a la humanidad.

Informes: Av. 1° de Mayo No. 1500 Int. 1, Col. Flores Magón. Teléfono (229) 931 28 48

http://www.montessoriveracruz.com/

Facebook/Instagram: Montessori Veracruz

 

Alexandra Carvallo es Doctora en Educación, Psicoterapeuta Ericksoniana y Guía Montessori.

Facebook: Terapia Veracruz

Correo: acarvallo@cev.mx