Artículo y fotos por: @travelbrunch.mx

La primera ciudad construida por los españoles en América fue la ciudad de Veracruz, la cual no se encuentra geográficamente  en el lugar que está hoy en día,  se movió por cuestiones estratégicas y así fue como esta localidad pasó a llamarse “La Antigua Veracruz”. Los atractivos son: la casa de Hernán Cortés, la ceiba de la Noche feliz, y la Parroquia de Cristo del buen viaje, así como el puente colgante que atraviesa el río Huitzilapan.
En la actualidad el sitio no es un foco turístico, y no hay labores de reconstrucción para no atentar contra  su importancia histórica, por lo cual la mayoría de los lugares se encuentran en ruinas.
Pese a estos atractivos turísticos, no la recomendaría para una salida familiar; por su apariencia estética es para entenderla a nivel histórico y contemplativo, y por ello su fuerte son las visitas guiadas, lo cual dista de pasar un fin de semana en donde esperes diversión fuerte. Por otro lado, la localidad ofrece un restaurante llamado “Las Delicias Marinas” en donde hay música de marimba, son jarocho y bailes tradicionales; su oferta son platillos típicos (en su mayoría mariscos), mezcal y la coctelería de la casa.
Si te gusta el turismo de naturaleza y aventura, hay actividades por parte de empresas turísticas como kayak, rafting, y acampada, así como visitas a las playas de la zona.  Muy importante es no confundir lo anterior con el recorrido de los lancheros por los manglares. Los locales tienden a aprovecharse de los turistas despistados, y suben sus precios para salir con un ingreso extra, que tienen limitado por la baja demanda, así que es válido regatear, ya que para lo que ofrecen, son muy caros