Por: Joisa Trillo

Últimamente no te ha tocado por ahí que solo oyes de los súper alimentos?, están
muy de moda y ahora todos queremos probarlos. Claro que, te que prometen el cielo
energético en cada bocado. Esto es cierto y han existido por muchos años, no son un
milagro de la genética humana. Están a nuestro alcance y nos proporcionan
muchísimos beneficios con solo agregarlos a nuestro alimentos diarios. Acá van
algunos:

Aloe Vera: El gel de aloe vera se obtiene retirando el recubrimiento verde de la
penca, sus beneficios pueden obtenerse externamente en la piel e internamente
para la gastritis es un potente regenerador de la mucosa gástrica y antiinflamatorio.
Regula la función intestinal y ayuda en la desintoxicación del cuerpo.

Semillas de Hemp: Es una semilla que no puede faltar en tu dieta, alto en proteínas y
omega 3 te regala los siguientes beneficios: mejora la circulación cardiovascular,
reduce niveles de colesterol, fortalece sistema inmunológico, aumenta niveles de
energía y tasa metabólica, reduce síntomas de síndrome premenstrual, mejora la
condición de artritis, ayuda a mejorar el déficit de atención.

Alga Espirulina: Si se hiciera una lista con los mejores productos para la
alimentación humana del futuro, la espirulina estaría a la cabeza ya que esta
primitiva micro alga es uno de los alimentos con mayor concentración de nutrientes
que existe en el mundo vegetal incluyendo una gran cantidad de proteínas
altamente digeribles y libres de colesterol.

Noni: El superalimento que protege tus células. Se utiliza para mejorar problemas
de salud tan dispares como infecciones, hipertensión o diabetes. Pero sobre todo es
un potente anticancerígeno y un excelente aliado de tu salud intestinal.
Antiparasitario, antiviral, antibacteriana.

Cacao: el cacao crudo es uno de los mayores concentradores de antioxidantes,
presenta mayor cantidad que el vino tinto y 21 veces mayor al te verde.
Además, es rico en uno de los minerales con más déficit, el magnesio, y
una pequeña ración de 30 g cubre con creces el hierro recomendado al
día. Otros minerales, como calcio, fósforo, cobre, manganeso y, en menor
medida, selenio, potasio y zinc, también están presentes.