¿Se han dado cuenta qué por todos lados han aparecido libros para colorear para adultos? En un principio creí que esta es sólo una moda pasajera más hasta que uno de estos libritos llegó a mis manos y encontré un gran aliado para controlar el estrés y la ansiedad del día a día.

Sí, la vida moderna nos tiene corriendo de un lado a otro y acumulamos tanta tensión por los compromisos y exigencias de ritmo de trabajo que cada vez es más demandante y competitivo. Somos una olla de presión que contiene ansiedad, estrés, ira, depresión que tarde o temprano puede explotar para dañar nuestra salud y nuestro entorno.

En otros artículos que he escrito para ADJarocho he hablado de la importancia de mantener una dieta sana y hacer ejercicio de forma regular nos ayudan a combatir esa tensión que parece que nos vencerá. En esta ocasión les hablaré del mindfulness o “atención plena”.

Emma Farrarons nos dice que el mindfulness es una técnica que “consiste en prestar atención al momento presente, en despejar nuestra mente de las distracciones y en enfocarnos en el simple hecho de estar, de ser”.

Esto está ligado al concepto budista de la meditación para alcanzar la “conciencia plena”, aunque en la practica occidental poco o nada tiene que ver con un concepto religioso. Si bien esta práctica se comenzó a desarrollar en la década de los setentas de la mano del trabajo del biólogo molecular Jon Kabat-Zinn que encontró en la medicina alternativa un aliado para el tratamiento del estrés.

El mindfulness consiste básicamente en la contemplación del tiempo presente, prestar atención a lo que ocurre en nuestro interior (sentimiento, pensamientos, emociones), evitando juzgarlos o reflexionar sobre ellos, ésto a través de la contemplación del exterior (ambiente).

Cualquier actividad pude servirnos para el ejercicio de la atención plena: respiración profunda, contemplar la naturaleza, manualidades, pintar, hacer yoga; lo importante es dedicarle un espacio a ésta por lo menos una vez a la semana, solo o en compañía de amigos y familiares que estén en la misma sintonía y aporten aspectos positivos a la práctica.

Los beneficios que el mindfulness o atención plena
ha demostrado ofrecer son:
1.- Un mejor manejo del estrés laboral.
2.- Disminución de los niveles de ansiedad.
3.- Disminución de la tensión psicológica.
4.- Ayuda en el tratamiento de la depresión.
5.- Incrementa la empatía y la sensación de calma.

El mindfulness nos puede ayudar; por ejemplo, a cumplir nuestro propósito de bajar de peso y controlarlo, pues el cambio de hábitos alimenticios nos genera ansiedad y por lo mismo rompemos la dieta.

POR: MIGUEL PÉREZ

¿Te resulta interesante este artículo?
¿Has practicado alguna forma de mindfulness?
Compártenos tu opinión al correo electrónico:
mperez_hernandez@yahoo.com.mx

Fotografía por Fineas Gavre en Unsplash