¿Cómo inició tu pasión por el maquillaje?

BV: Siempre me gustó maquillar, desde niña jugaba con las brochas y el maquillaje de mi mamá, ya más grande en ocasiones maquillaba a mis amigas y compañeras de escuela ellas fueron mis primeras modelos.

 

¿En qué fijas primero para decidir cómo vas a maquillar a una persona?

BV: Al iniciar un maquillaje platico un poco con mi clienta para saber que le gustaría y adaptarlo a sus características, después hago un análisis muy rápido de su fisonomía, tono de piel para decidir el tipo de maquillaje a realizar.

 

¿Cuáles son tus materiales favoritos para trabajar?

BV: Mis iluminadores, mis pinceles y mis pestañas postizas ¡Sin eso no puedo hacer magia!

 

¿Cuáles han sido los momentos más memorables de tu profesión?

 

BV: Maquillar mi primera novia, yo estaba súper nerviosa de ser la responsable de ser la responsable de que ella luciera súper en el día más importante de su vida, siempre estaré agradecida por la confianza que me tuvo.

 

¿Como logras hacer un balance entre tu vida personal, ser mamá y tu profesión?

BV: Hoy por hoy la prioridad en mi vida es mi hija para poder combinar trabajo con mi vida personal y con el hecho de ser mamá siempre adoptó mis días de trabajo y mi agenda de servicios después de organizar mis tiempos con ella y sus actividades, organizando esto decido mis días y horarios de trabajo y así le doy tiempo de calidad a mi nena y me dedico a mi trabajo con toda comodidad.