¡Imagina el escenario: ¿Cuántas veces has pasado enfrente del escaparate? Amando el outfit que se encuentra puesto en el maniquí, entras a la tienda y al momento de probártelo… Sientes que no te favorece.


Te gusta estar a la moda, pero, si no sabes qué tipo de prendas te favorecen para destacar tu silueta esta nota es para ti.

Comencemos con lo básico ¿Sabes qué tipo de silueta tienes? He aquí una guía básica para definirla.


Reloj de arena o silueta X: Esta se caracteriza por tener un balance entre los hombros y las caderas, permitiendo la apreciación de una cintura definida. La proporciones de un reloj de arena suelen ser con curvas más marcadas, en cambio una X es mayormente angulosa.  

Triángulo: Los hombros y el bustos suelen ser estrechos y las caderas anchas. El objetivo en esta silueta es crear volumen en la parte de arriba para producir un balance con el resto del cuerpo.

Triángulo invertido: Se identifica por tener hombros balanceados, busto grande, cintura no definida y caderas estrechas. La clave es saber disimular los hombros prominentes y aumentar las caderas, todo lo contrario a la silueta anterior.  

Rectángulo: Se identifica por hombros y caderas balanceadas, pero con pocas curvas (angular), la cintura no suele ser pronunciada (silueta recta).

                                                                                     ¿Ya identificaste tu silueta?

Recuerda que es importante tomar en cuenta las proporciones de tu cuerpo, ya que aun teniendo la misma silueta que otra persona, si las dimensiones no son las mismas, probablemente la recomendación de las prendas que cada figura requiera serán distintas.   

 

Autor: Max Oranday